Blog
  -  Blog

Durante mucho tiempo viví la vida que se supone que tenía que vivir. Vivía en una gran ciudad siguiendo el ritmo vital "establecido"; todo eran prisas, formaciones, trabajos, viajes una gran vida social… Obviamente en este modelo vital poco o nada de tiempo quedaba para descansar y menos para conectar conmigo. Vivía en piloto automático. Lo bueno, es que, puedo decirte que decirte que eso no tiene por qué ser siempre así. Verás, la vida en las ciudades nos desconectan de nuestra esencia, ya sea por las comodidades propias de una ciudad como por el entorno, que lejos de relajarnos nos

Para mi ya era algo evidente desde hacía años, pues, en mi familia, dejamos de regalarnos por estas fechas tantas cosas sin control. Empezamos a hacer solo el amigo invisible y un regalo de 30 euros por cabeza, y, la verdad es que, a nosotros nos funciona muy bien esta fórmula. Siempre he observado asombrada las cantidades ingentes de cosas que se suelen regalar por estas fechas, pero no entraba a profundizar en los porqués. Hasta que, llegué a la montaña. Estando en conexión con la naturaleza sentía un sentimiento muy profundo de no necesitar más para esencialmente ser. De repente, todo mi

Si hay algo patente en la naturaleza, son los contrastes. Cada estación y momento tienen los suyos, ya sea en las fases contractivas como en las expansivas.  Si en la naturaleza está claro que no todo siempre es verde y eso está bien, lo entendemos, aceptamos los diferentes colores, es lo natural, ¿no?Entonces, ¿por que en nuestras vidas nos cuesta entenderlo? Contrastes Hay que saber aceptar los contrastes en la vida. Existen cosas que nos gustan más y que nos gustan menos, pero todas forman parte de lo mismo. La vida, la naturaleza, lo natural, está lleno de contrastes, de luces y

Yo lo sabía, en el fondo de mi, de una u otra forma sabía que en algún momento, me quería ir a algún sitio más pequeño. Que no quería arraigarme en la ciudad, no podía o  no sabía. Pero solo era una idea lejana que no me planteaba realmente llevarla a cabo. Hasta que, fue la vida, la que me indicó el camino, una vez más, una oportunidad de cambiar mi vida, de tener otra vida, se planteó ante mi y no dudé en aceptar el reto. Todos los cambios suponen un reto al principio, en mi caso, fue un reto cambiar

Esto no va de actividades de aventura en la naturaleza, ni de senderismo, ni de ejercicio, ni de observación botánica, esto va de encontrarse a uno mismo, re-conectarse y re-conocerse, gracias al poder de la naturaleza sobre nosotros. Esta sutileza es importante, es re conectar porque en verdad nosotros estamos naturalmente conectados a la madre naturaleza. Evolutivamente, llevamos muy poco tiempo viviendo en entornos urbanos, por lo que tenemos una tendencia natural de conexión y de admiración por la naturaleza. Solo que, en la vida de hoy, está dormida. Por eso, estas experiencias y actividades van dirigidas a que despertemos ese instinto natural y que lleguemos a