Cómo y por qué pasar unas Navidades diferentes es posible y necesario

Para mi ya era algo evidente desde hacía años, pues, en mi familia, dejamos de regalarnos por estas fechas tantas cosas sin control. Empezamos a hacer solo el amigo invisible y un regalo de 30 euros por cabeza. Y, la verdad es que, a nosotros nos funciona muy bien esta fórmula.

Siempre he observado, asombrada, las cantidades ingentes de cosas que se suelen regalar por estas fechas, pero no entraba a profundizar mucho en ello. Hasta que llegué a la montaña.

Hasta que llegué a la montaña

Estando en conexión con la naturaleza sentía un sentimiento muy profundo de no necesitar más para esencialmente ser.

De repente, todo mi armario  repleto se me hacía mucho y, a pesar, de mis múltiples limpiezas, sigue siendo mucho. 

Cuando conectas genuinamente con la naturaleza y sientes que es nuestro hogar común, quieres cuidarla y protegerla, porque entiendes que sin ella, sin nuestro planeta, nosotros no tenemos cabida. Entonces todo cambia, y ver todos los derroches que se comenten duele en el corazón.

Navidades conscientes

Pero, más que no regalar nada, propongo unas Navidades conscientes y eso significa que podemos apoyar iniciativas que cuidan nuestro entorno y es que, si elegimos este tipo de marcas, estaremos apoyando y fomentando que:

  • Cuidemos del medio ambiente (marcas sostenibles y responsables);
  • Potenciemos las economías de cercanía en las que trabajan para obtener unos salarios y condiciones dignas;
  • Potenciando iniciativas rurales y evitando la despoblación;
  • Recibiendo productos únicos hechos con amor y no en masa;
  • Regalar valores y/o experiencias;
  • Ahorrando en dinero y en materiales

Algunas propuestas incluyen:

  • Eliminar plásticos y cosas de un solo uso de todo lo que vayamos a consumir (desde la comida hasta la vajilla) es mejor lavar que usar y tirar (y si compras de usar y tirar mejor que sea de bambú o de otros materiales sostenibles);
  • Cosas recicladas o DIY (además de añadir valor a cosas que ya no lo tenían, aumentan el valor sentimental al ser mucho más que algo que simplemente has comprado y no le has puesto nada de amor);
  • Decorar con elementos de la naturaleza o de madera, reduciendo así plásticos y cosas que se van a usar poco) Me encanta usar elementos de la naturaleza que tengo a mi alrededor para integrarlos en el hogar. Siempre con consciencia y respeto. La naturaleza no es un objeto inerte de decoración ni algo banal, aporta vida y presencia a nuestro hogar.

También podemos regalar valores y/o experiencias. Es decir, podemos regalar o pedir que nos regalen un donativo a alguna buena causa o experiencias para nosotros y pasar tiempo de calidad con personas que queremos.

Al final, el tiempo es lo más importante que tenemos, es nuestra red con la que tejemos todo lo que hacemos en nuestra vida.

Ya sabes que aquí en Greenfulness puedes regalar experiencias de bienestar, pero está lleno ahí fuera de cosas bonitas.

Sea como sea, estoy segura de que si entiendes la profundidad de la importancia de esto y de que todos rememos en la misma dirección, te resonará todo esto que digo.

Espero haberte aportado un poquito de luz sobre todo esto 😊

 

Un abrazo ❤️

Soy Andrea, maestra de meditación y certificada en mindfulness MBSR y guía certificada de Shinrin-yoku

Recuerda que si quieres recibir este contenido semanal, te puedes apuntar a la Greenletter.

Si te quieres apuntar y aún no lo has hecho, te dejo aquí el formulario para que te apuntes. Además, recibirás un regalito por hacerlo.

*Nada de lo que vayas a encontrar aquí va a ser invasivo contigo.

Si te quieres apuntar y aún no lo has hecho, te dejo aquí el formulario para que te apuntes. Además, recibirás un regalito por hacerlo.

¿Nos seguimos en las redes?

*Nada de lo que vayas a encontrar aquí va a ser invasivo contigo.